Tras dos semanas de usar Google Plus puedo afirmar con rotundidad, me gusta. Me tiene sorprendido, por su arranque y sus números, por su facilidad de uso por la interacción que genera y porque se muestra como una gran fuente de vistas a paginas web.

Ayer lo escribía en Google Plus, en las dos ultimas semanas el 16% de las visitas a este blog provienen de G+ y no necesariamente porque haya escrito sobre el, pero también hay otro dato sorprendente, lo que en Twitter costo tres años, superar los 1.000 seguidores (ya sabemos que no somos especialmente activos en ese apartado) en G+ ha costado dos semanas. Estos datos realmente me tienen sorprendido y aun no encuentro explicación razonable a ello.

Pero vamos al tema sobre el que quería hablaros, la única cosa que no me gusta de Google Plus, su afán por descubrir nuestra verdadera identidad. Con la escusa de que, por el momento, no quiere marcas en G+, Google recalca la obligatoriedad que estemos en su red con nuestra verdadera identidad e, incluso, que no usemos como avatares una imagen cualquiera. No quiere uso de seudónimos en los nombres ni avatares que no sean una foto de nuestra cara.

Es mas, alientan a que los usuarios denuncien a los que no sigan esta práctica. He estado leyendo las condiciones de servicio de Google Plus, incluso las de los perfiles de Google y no reflejan en ningún momento esta obligatoriedad por parte de Google.

A fin de poder acceder a determinados Servicios, es posible que se le solicite información personal, por ejemplo, datos identificativos e información de contacto, como parte del proceso de registro en el Servicio o como parte del uso continuado de los Servicios. Usted se compromete a que cualquier información de registro que facilite a Google será precisa, correcta y actual.

Lo mas lejos que llega es a pedir es

Para ayudarnos a combatir el spam y evitar los perfiles falsos, utiliza el nombre por el que te conocen que tus amigos, familiares y compañeros. Por ejemplo, si tu nombre oficial es José Luís Sánchez, pero generalmente utilizas Pepe Luís Sánchez o Pepe Sánchez, cualquiera de estos sería aceptable.

Y en Política de privacidad de Google+ indica

Para utilizar Google+, debe disponer de un perfil de Google público visible para todo el mundo que incluya como mínimo el nombre que ha seleccionado para el perfil. Ese nombre se utilizará en todos los servicios de Google y, en algunos casos, podrá sustituir a otro nombre que haya utilizado al compartir contenido en su cuenta de Google. Podremos mostrar la identidad de su perfil de Google a los contactos que dispongan de su dirección de correo electrónico o de otros datos personales que le identifiquen.

Es todo lo que he podido encontrar sobre este tema y no veo esa obligatoriedad de mostrar nuestra identidad por ningún lado. En mi caso particular, todos me conocen como Pizcos es mi identidad online, pero en mi vida real, mis amigos también me llaman así, desde que estábamos en el colegio. No estaría incumpliendo nada pero conociendo a Google podría perfectamente eliminar mi perfil.

Google no puede ni debe obligarnos a usar otra identidad online que no sea la que queramos, si no violas ninguna de sus normas ¿porque esta obligación? ¿tal vez para cruzar datos y obtener un mejor conocimiento de todos nosotros? Google Plus parece la escusa perfecta para ello... es lo único que no me gusta de todo esto.
Autor: . Consultor y auditor en posicionamiento web. Desarrollo de aplicaciones, diseño y programacion de plataformas y paginas web. Formación, profesor en el Programa SmmUs (Social Media Marketing) de la Universidad de Sevilla. Cursos sobre social media en Cámaras de Comercio de Málaga, Sevilla y Córdoba. Puedes encontrarme en Google Plus y Twitter .

¿Te gustó este post? No te pierdas los próximos, síguenos en redes sociales.

Te recomendamos también