En Septiembre del 2006 se subió un video en YouTube donde un joven discapacitado sufría vejaciones por parte de un grupo de jóvenes. Este video permaneció colgado en YouTube durante dos meses. Tras las pertinentes denuncias, el video fue retirado por parte de Google.


Según Google su colaboración fue plena para ayudar a identificar a los jóvenes, los cuales fueron detenidos y condenados a 10 meses de trabajos comunitarios. Pero lo trascendente de todo esto es que la fiscalía italiana decidió imputar a cuatro directivos de Google, acusándoles de violación de la privacidad y difamación.

"La tutela de los derechos fundamentales no puede ser pisoteada sobre la única base del derecho de empresa"

Hoy se ha conocido la sentencia y esta es desfavorable para tres de los cuatro directivos, se les ha condenado a seis meses de reclusión (no ingresan en prisión) por violación de la privacidad y se ha desestimado la acusación de difamación.

Hasta aquí la noticia pero Google va a recurrir y empieza a medir sus fuerzas a través de una entrada publicada en su Blog oficial donde una alto ejecutivo de Google, Matt Sucherman, Vicepresidente y Consejero Jurídico General Adjunto - Europa, Oriente Medio y África, titula Grave amenaza para la web en Italia.

En esa entrada además de referirse a la sentencia, deja claro que esta sentencia es un ataque a los principios de Google, digo Google, aunque me huelo que quieren ampliar esos principios a la web.

...En esencia, esta decisión significa que los empleados de plataformas de alojamiento como Google Video son penalmente responsables por el contenido que los usuarios suben. Vamos a apelar esta decisión sorprendente, porque los empleados de Google no tenían nada que ver con el vídeo en cuestión. A lo largo de este largo proceso, han mostrado una admirable entereza y fortaleza. Es indignante que hayan sido sometidos a un juicio.

Pero estamos profundamente preocupados por esta condena por otra razón igual de importante. Ataca a los principios de la libertad en que se basa Internet. El sentido común dicta que sólo la persona que sube películas y vídeos en una plataforma de alojamiento debería tomar las medidas necesarias para proteger la privacidad y obtener el consentimiento de las personas que son filmadas. El Derecho de la Unión Europea se redactó específicamente para dar a los proveedores de alojamiento un puerto seguro de responsabilidad siempre que eliminaran los contenidos ilícitos una vez que sean notificados de su existencia. La creencia, con razón, en nuestra opinión, fue que una notificación y retirada de este tipo de material, ayudaría a florecer la creatividad y el apoyo a la libertad de expresión al tiempo que protegería la privacidad personal. Si ese principio es dejado de lado y sitios como Blogger, YouTube y, de hecho todas las redes sociales y cualquier tablón de anuncios de la comunidad, se les hace responsable de supervisar el contenido que se sube a ellos - cada parte del texto, cada foto, cada archivo, cada vídeo - entonces la Web como la conocemos dejará de existir, y muchos de los beneficios económicos, sociales, políticos y tecnológicos que trae podrían desaparecer.

Estos son puntos importantes de principio, por lo que nosotros y nuestros empleados vamos a apelar vigorosamente esta decisión...
(traducción libre)

Realmente Google ha tenido que temblar ante esta sentencia, son responsables últimos del contenido que se sube a sus alojamientos. Ya en blogs habíamos visto como eran condenados algunos administradores por los comentarios dejados en sus blogs, ahora le ha tocado a Google, el gigante...

¿Se acaba Internet tal como lo conocemos? No conozco la respuesta pero todos los últimos indicios, manifiestos y demás, indican que se intentan poner orden en todo esto, unos intentan mostrar estos hechos como un recorte de libertades pero donde dejamos nuestra libertad individual. Cuantas veces vemos denuncias contra pederastas donde se actúa en contra del denunciante, donde los proveedores no hacen nada. Una vez más habrá que llegar al término medio, pero esta sentencia abre muchos caminos y muchos de ellos no conducen a ninguna parte.
Autor: . Consultor y auditor en posicionamiento web. Desarrollo de aplicaciones, diseño y programacion de plataformas y paginas web. Formación, profesor en el Programa SmmUs (Social Media Marketing) de la Universidad de Sevilla. Cursos sobre social media en Cámaras de Comercio de Málaga, Sevilla y Córdoba. Puedes encontrarme en Google Plus y Twitter .

¿Te gustó este post? No te pierdas los próximos, síguenos en redes sociales.

Te recomendamos también