Hablamos mucho de reputación digital, sobre cómo alcanzarla, cuidarla, mimarla y los efectos positivos que nos puede traer en nuestro entorno profesional pero ese concepto ¿nos diferencia de los demás?

Siempre he considerado que uno debe diferenciarse de lo que el resto de tus competidores hacen y eso en una red tan masificada donde es difícil separar el grano de la paja se hace indispensable, la diferenciación es una de las claves de la presencia en red y el posicionamiento web. Sin embargo el trabajar una buena reputación digital no nos hace diferenciarnos, es relativamente sencillo conseguir una buena e-reputación, cierta o no pero no es complicado. Por eso yo prefiero el término valor digital.

Nuestra huella digital, queramos o no queramos, ya forma parte de nuestra vida cotidiana y conforme mas avance la era digital, mas importancia tendrá. El discurso de reputación digital, en mi opinión, se queda corto, lo que se consigue son clones, con particularidades intrínsecas, pero clones al fin y al cabo. Muchos no se dan cuenta de que sus logros en la red son consecuencia de ese valor digital que inconscientemente han logrado, buscando reputación digital logran valor digital.

¿Y que es el valor digital?

Es un paso más allá de la reputación digital y que a diferencia de esta última, podemos controlar y gestionar. Es el aporte de diferenciación con respecto a los demás teniendo en cuenta a los usuarios que hace que te conviertas en referencia. Los usuarios son el FACTOR en la era digital, todo lo que no este basado en esa idea es complicado que salga adelante, si el concepto es alcanzar visibilidad, viralidad y conversión de manera directa, nos equivocamos. Ante todo debemos conocer a los usuarios de la red, olvidarnos de publico objetivo y clientes, esos los alcanzaras cuando realmente conozcas las preferencias de un usuario tipo de Internet. Y sobre ese usuario tipo, si tengo claro una única cosa, no le gusta un alcance directo en su ir y venir por redes, en muchos casos lo considera una intromisión, y en este punto quiero recordar un riesgo que se esta corriendo ¿recuerdan la ceguera a los banners?, pues cada día estoy mas convencido de que se esta generando una ceguera a campañas.

La búsqueda de la empatía del usuario debe ser el objetivo principal de cualquier marca o profesional pero yo añado siempre algo mas, "de manera indirecta".

El valor digital debe plantearse como ¿que puedo aportar a los demás? ¿cuál es mi propuesta de valor? Una propuesta de valor que no necesariamente debe estar alineada con el objetivo directo de marca sino pensada en los usuarios. Si esa propuesta de valor es válida, nos encontraremos que son los propios usuarios los que nos buscan, nos dará un valor digital que es el que realmente permite conseguir objetivos.

Más que reputación online... busquemos valor digital



Autor: . Consultor y auditor en posicionamiento web. Desarrollo de aplicaciones, diseño y programacion de plataformas y paginas web. Formación, profesor en el Programa SmmUs (Social Media Marketing) de la Universidad de Sevilla. Cursos sobre social media en Cámaras de Comercio de Málaga, Sevilla y Córdoba. Puedes encontrarme en Google Plus y Twitter .

¿Te gustó este post? No te pierdas los próximos, síguenos en redes sociales.

Te recomendamos también

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada