Este post surge de una conversación con Pizcos en la que comentábamos cómo muchos de los que nos dedicamos a socialmedia empezamos a desesperar de encontrar eventos que realmente aporten. Como conclusión y en su línea de lanzarme retos como “justificar la importancia del marketing” o “escribir una guía para empresas en socialmedia” me dijo “Te hago la pregunta ¿por qué debería acudir a un evento?”

Y en mi línea voy a contestar a mi manera. Realmente creo que no se trata de por qué debería asistir a un evento sino de cómo deberían construirse los eventos para tener éxito y ser útiles.

Y mi respuesta es tan sencilla como “siendo 2.0”. Resulta frustrante que nos convoquen a un Congreso Socialmedia, Desayuno o cualquier otro y nos encontremos con un modelo idéntico al de los eventos de hace medio siglo con la máxima innovación de tener un hashtag que la mayoría de las veces sólo pretende aumentar la visibilidad pero no provocar y canalizar interactuación. Ni incorporar al debate las aportaciones de quienes asisten como público.
Eventos desarrollados con la participación de todos
Cómo debería ser un evento 2.0, pues como Twitter o Facebook o Youtube. Un simple marco de relación en el que el contenido se desarrolla por la participación de todos.

Vale, pero eso ¿cómo se hace?...Por ejemplo así:
  1. - En redes sociales planteamos la iniciativa, comentamos los temas que interesan y con las aportaciones de todos definimos cuál va a ser el hilo conductor.
  2. - Proponemos marcas o instituciones para que sirvan de ejemplo, o planteamos posible ponentes. Los que despiertan mayor interés son los que invitamos (apoyados por quienes los han propuesto, claro).
  3. - Movemos la convocatoria exclusivamente por redes sociales. Cuando digo movemos me refiero a todos aquellos que han venido participando y que a estas alturas son tan organizadores como tu.
  4. - El desarrollo debe parecerse lo más posible a un muro de Facebook. Donde se proponen temas, se comentan y debaten, de forma ordenada, y en el que el protagonismo se reparte 30% mesa 70% público. Así conseguimos aumentar los puntos de vista y experiencias compartidos, y la utilidad personal para cada uno de los asistentes que pueden plantear sus propias inquietudes o casos. Tu papel debe limitarse al de un moderador de un grupo de enfoque, incentivar, moderar y encauzar el debate.

De esta forma los eventos buscarían la participación, la interactuación, la implicación y la utilidad para aquellos a los que van dirigidos en lugar de estar hechos para conseguir visibilidad para los ponentes y para defender los oligopolios que también en socialmedia se están creando y en los que algunos buscan dar certificados de autenticidad y repartirlos entre sus amigos a base de invitaciones cruzadas de unos a los eventos de otros.

Pero claro, eso sería otra historia...

Autor: Evaristo Nogales, profesor de Marketing en la Universidad de Sevilla, emprendedor y apasionado del marketing y la comunicación. Puedes encontrarlo en
Autor: . Consultor y auditor en posicionamiento web. Desarrollo de aplicaciones, diseño y programacion de plataformas y paginas web. Formación, profesor en el Programa SmmUs (Social Media Marketing) de la Universidad de Sevilla. Cursos sobre social media en Cámaras de Comercio de Málaga, Sevilla y Córdoba. Puedes encontrarme en Google Plus y Twitter .

¿Te gustó este post? No te pierdas los próximos, síguenos en redes sociales.

Te recomendamos también

No hay comentarios:

Publicar un comentario